Bienvenidos!!

Los invito a que entre todos compartamos comentarios e ideas que nos sugieren estas nuevas tecnologías.

Etiquetas

Noticias


Un nuevo horizonte para las energías renovables

lanación.com, Viernes 10 de agosto de 2012 | 02:32

Luego de años de investigaciones, comenzaron a implementarse proyectos de generación de electricidad a partir de la colocación de turbinas debajo del agua

Por Rodrigo Herrera Vegas | Para LA NACION



Cada día, 100 millones de toneladas de agua fluyen dentro y fuera de la bahía de Fundy, ubicada entre Maine y Canadá, con la fuerza suficiente para generar un cambio de marea de hasta 15 metros.

A fin de aprovechar dicha situación, este año, se lanzó el primer proyecto de energía mareomotriz en Estados Unidos, llamado TidGen Cobscook Bay. Se trata de una iniciativa a cargo de la Compañía de Energías Renovables de Océano y el Departamento de Energía nacional, que se estima podría generar 3 MW, energía suficiente para proveer a 1200 casas y negocios.

El sistema TidGen fue diseñado para generar electricidad en espacios de entre 15 a 30 metros de profundidad. Presenta la particularidad de poseer diferentes TGUs (Unidad de Turbina Generadora) unidas entre sí que conforman un mismo dispositivo. Su modo de funcionamiento se basa en la conexión de los TGUs a una subestación de la costa, por medio de una línea de transmisión bajo el agua. Cada TGU trabaja según el mismo principio de una turbina de viento, a través de la rotación de las láminas que dan energía a un generador central. Gracias a su fabricación con materiales compuestos, resisten a la corrosión tanto de agua dulce como salada. Además, y no menos importante, no emiten ningún tipo de residuo al agua.

Una de las ventajas de los TGUs es la posibilidad de crear sistemas generadores de energía de acuerdo con la profundidad y las particulares de la zona de instalación. Por ejemplo, si se tratara de un océano, pueden apilarse uno encima de otro para un mayor aprovechamiento energético.





Una visita a la casa solar más eficiente 

 La Nación, Lunes 22 de octubre de 2012 | 11:07

Así es Canopea, la ganadora de una competencia europea para encontrar los diseños arquitectónicos más amables con el medio ambiente. 
Por Rodrigo Herrera Vegas Para La Nación


Una vista nocturna de Canopea, la casa ganadora.




ASPECTOS TÉCNICOS Y SUSTENTABLES

Las nanotorres son pequeñas torres que albergan una casa unifamiliar en cada piso. Canopea está integrada por tres nanotorres, que comparten las escaleras, los ascensores y los pasillos que los mantienen interconectados. Así, Canopea responde a los tres ejes del principio de sustentabilidad: social, ambiental y económico.

Desde lo social, en el piso superior de cada nanotorre hay una lavandería, una cocina de verano y un área de recreación para chicos, de uso común para todos los habitantes de la edificación. De este modo, Rhône Alpes buscó reflejar la posibilidad de contar con una casa individual al mismo tiempo que se comparte un ideal de comunidad.

Cada vivienda se compone de un baño, una cocina, un dormitorio principal y una sala que puede ser utilizada como otro dormitorio, oficina, biblioteca o espacio de recreación. A su vez, los balcones invitan a expandir los ambientes interiores hacia el exterior.

En relación con el cuidado del medio ambiente, Canopea presenta distintos usos y tecnologías que, desde su construcción y posterior funcionamiento, contribuyen al planeta. Enumero a continuación los aspectos más destacados al respecto.

Aislamiento térmico . Uso de celosías de vidrio en los ventanales para garantizar la protección interna frente a vientos, el frío y las lluvias. A su vez, el deslizamiento de estas celosías permite el ingreso de los rayos del sol.

Energía . Basado en el concepto de smart grid , la casa produce energía a través de paneles fotovoltaicos -de silicio policristalino- y la comparte en la red eléctrica local cuando excede su consumo habitual. Se estima que su consumo energético sería de 6305 kWh al año, mientras que su producción ascendería a los 12.733 kWh en mismo período.

Espacios verdes . Tanto dentro de los espacios comunes como en cada uno de los balcones se colocarían plantas y arbustos que permitan la interacción con la naturaleza y complementen el espacio natural que hay alrededor en este tipo de ciudades.

Fomento de prácticas sustentables . La edificación dispone de invernaderos, áreas de almacenaje y un sistema de reciclaje que incentivan el cambio de hábitos de consumo de sus integrantes.

Desde el punto de vista económico, el equipo universitario buscó brindar una propuesta acorde a la situación financiera del continente europeo porque, según su documento de presentación, "quieren que la mayoría de su población pueda acceder a un hogar con energía limpia". Su costo estimado final es de 700.000 euros, mientras que el de su industrialización es de 140.000 euros.

Cabe destacar que en la competencia sólo se construyó una unidad familiar y el piso superior. El proyecto final integra la multiplicación de ese tipo de viviendas en las nanotorres.